jueves, marzo 29, 2012

Vender Codelco


"El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo del ignorante y el evangelio del envidioso, su única virtud es la distribución igualitaria de la miseria."
(Winston Churchill)


Como cada Marzo, Codelco entregó las cifras de utilidades de sus operaciones, y como cada Marzo, viene apalancada con una subliminal colección de mensajes estatistas, sobrevalorando el efecto de esos resultados al compararlos a otras empresas del sector, en términos nominales, sin considerar el tamaño de con quienes se compara, como tampoco dando el desglose de la utilidad sobre los gastos totales, y por cierto, como siempre, dando de forma destacada y como una carga injusta el tema de la Ley Reservada del Cobre (Ley 13.196, promulgada el 1 de enero de 1958, durante el segundo gobierno de Carlos Ibáñez del Campo.. como recuerdo a los ignorantes).

Y como siempre, el coro de corderos simiodistas, siempre dispuestos a dar alabanzas a sus héroes estatistas, se han volcado a reproducir los salmos del cobre, sin detenerse un momento a ver la verdad oculta tras la parafernalia de miles de millones de dólares. Pero no es necesario ir muy profundo para ver una serie de problemas, donde cada uno de ellos es razón suficiente para obligarnos a vender este elefante blanco.

Es conocido y la red esta plagada de informes sobre ineficiencia de Codelco, y esta lo enmascara en sus informe públicos al separar las utilidades y darlas en cifras absolutas, y los costos al darlos sobre la base de libra de cobre producida. Es más, en lo referido a la eficiencia de los RRHH Codelco ha de ser una de las peores empresas de Chile, y algo dice, que cuando un funcionario de Codelco se va atrabajar a una empresa privada, se transforma en noticia, no creo tanto por su efecto en Codelco, sino en sus nueva compañía.

Es conocida la seguidilla de accidentes y negligencias que han mermado la producción, y puesto en riesgo la vida de sus trabajadores.

Y, es conocido el nivel de nepotismo, tráfico de influencias y corrupción que se vive en Codelco, es cosa de recordar que hay divisiones donde si no vienes de un Universidad específica, es complicado entrar, o que los puestos de trabajo, son casi una herencia familiar que ha ido de abuelos, a padres, hijos y nietos. Cuan cierto eso de que Codelco es de los chilenos, pero falta agregar que NO de todos los chilenos. Como una muestra de esto, nada más recordar los sucedido con Juan Páblo Dávila y las ventas a Futuro, donde per-judicialmente, quedo probado que SOLO este hombre fue el causante del daño, total, el asunto era evitar causar problemas al pariente del hipócrita aylwin (las cosas no cambiaron mucho, de ventas a futuro se paso a jarrones, pero a las familias mafiosas no hay que tocarlas, que importa que Chile se vaya a la basura).



Y ¿entonces que opciones nos quedan para terminar con la mala gestión de esta empresa? Hay dos opciones y son simples:

A. No venderla, pero como es una empresa pública, para no afectar los ingresos del Estado, que sus empleados pasen a ganar sueldos acorde a la escala de remuneraciones de empleados públicos. El Estado, el dios de los trabajadores y sus sindicatos estaría bien servido y estoy seguro los trabajadores apoyarían esta medida, por que negarse significa que son solo una manga de hipócritas oportunistas ¿o no?. Nada mejor que una opción mala y otra pésima para ver quien es quien.

B. Venderla. Y para los que piensen en la perdida futura de ingresos de su dios Estado, para seguir costeando sus negocios de ddhh, eso no sería problema:

1. Se puede aumentar el Royalty de una forma racional.

2. Disminuir las elusión fiscal de estas empresas (si, estoy hablando de la depreciación acelerada)


Un Beneficio Adicional

Un asunto importante, es que el tema de la Ley-13.196, puede ser solucionado, en base a destinar una porción fija del Royalty de forma inicial, para la creación de un Fondo de Defensa, el que una vez alcance un monto determinado, sean las utilidades anuales de este fondo, las que reemplacen las obtenidas por la citada Ley. Si hablamos de un Fondo de U$15.000.MM, una utilidad miserable de 12% anual, sería suficiente para el ítem de equipamiento para el tamaño de nuestras FFAA, por supuesto asociada a la creación de una Agencia de Defensa, que centralice las actividades de cada una de las ramas de la Defensa destinadas a este tema, buscando reducir los costos de estas actividades, liberar personal para otras misiones, y evitar actos de corrupción, en base a un control separado de quien necesita, quien compra y quien paga.



PD: Si le llama la atención la disminución de mis posts, por una parte este país me secó el cerebro y por otra, el tiempo no es relativo, se esta volviendo escaso jeje... veremos como evolucionan las cosas.

Etiquetas: , , , , , , ,

4 Comments:

Blogger Javier Bazán said...

Prefiero venderla y buscar una alternativa inteligente para costear defensa.

29 de marzo de 2012, 11:11  
Blogger Heitai said...

La idea de un Fondo independiente cada vez me gusta más, creo que es una de las cosas inteligentes que me ha dado el blog. Permitiría que el presupuesto de las FFAA para equipos (investigación, desarrollo, compra, mantención, modernización, etc.), salga de la discusión política, y es la opción más cercana de poner una barrera entre los políticos (y traficantes), con las FFAA, es en cierto modo, una forma de "privatizar" el tema, eliminando las influencias estúpidas que hoy existen.

29 de marzo de 2012, 17:31  
Blogger Maximo said...

Alternativa A: Te incendian el País. Alternativa B: Te incendian el País.

Lo que nunca se dice en la prensa cuando se habla de las utilidades de Codelco y se compara con lo que tributan las otras empresas del sector, es que en ellas, Chile no puso un solo peso. Se recauda menos, pero sin exponer capital.

29 de marzo de 2012, 19:16  
Blogger Heitai said...

Sobre la alternativa B... No.. si actuas de forma inteligente, y es simple... primero el objetivo primario no es la ganancia de la venta, sino la venta en sí, y el secundario es la regulación de los ingresos mineros por la via exclusiva de los impuestos y no actividades del estado "empresario" (un oximoron). ¿Qué hacer?, pues le dices a la "masa", que una parte es para el "Estado", y el resto se entregará a los chilenos por medio de sus cuentas de banco, etc. La ambición de contar con ese dinero, manda al diablo a los llorones.

Simple, rápido y barato.

30 de marzo de 2012, 05:14  

Publicar un comentario

<< Home