sábado, enero 07, 2012

Sexo y Valores Morales

El siguiente texto puede ser polémico, pero es urgente dejar atrás este tema, que actúa como un dique construido por erradas ideas, que nada tienen que ver con la Libertad. Es necesario que sobre este asunto, pasemos la página con velocidad, para no desgastarnos en debates bizantinos sobre el sexo, y de esa manera concentremos nuestros esfuerzos en lo importante. Debemos dejar la intoxicación cultural de mezclar Valores Morales y Religión, como si fueran uno solo, tal cosa es un error que hemos pagado caro, por recato y vergüenza. El sexo, es parte de la naturaleza humana, y perder el tiempo en este tema, es tratar de ocultar el Sol con una mano.

Todos los libertarios, nos damos cuenta que existe un problema de Valores Morales en la sociedad chilena, en eso creo coincidimos sin muchos problemas. Pero tenemos un problema grave, y es que la mayoría parte pisando el palito de confundir la defensa y reforzamiento de los "Valores Morales" con el sexo, y en ese momento se pierde la discusión, por que esta se entrampa en el sexo.

Esa es una trampa zurda, de la que nadie ha salido bien librado, por que se comete el error de entrar, es como una planta carnívora, si caemos, estamos muertos.

La verdad es que el sexo o su abstinencia o frecuencia, NO es en sí un valor moral y por eso de forma sencilla, no debemos meternos en la cama de nadie a pontificar de moral, perdiendo el tiempo en penes y vaginas, pues en ese momento ya olvidamos hablar de cosas que SÍ importan, es decir de VALORES MORALES, como el Coraje, la Humanidad, la Justicia, la Esperanza, la Piedad, la Moderación, el Valor, la Bondad, la Perseverancia, la Honestidad, la Generosidad, la Lealtad, la Discreción, etc.

Si primero hablamos de Valores Morales, entonces el sexo, que es parte de la individualidad, pasa a segundo plano. Es simple, si una persona con Valores Morales, que es honesta, que es noble, que es responsable, que es bondadosa, que es leal, que es justa, etc. entonces, ¿a quién diablos le importa con quién, cuantos, o dónde diablos tenga sexo?, si es un sujeto noble, da igual que los fines de semana tenga una orgía, lo que a mi me importa, es que sea responsable, que sepa en que rayos se esta metiendo y obre en consecuencia. La moral y el sexo NO van de la mano, y eso es algo que muchos en la derecha NO entienden, lo que representa un gran talón de Aquiles en la defensa de nuestras ideas.

Piensen en esto, si no mencionamos el sexo, ¿que argumentos tienen los zurdos para combatir la defensa de los Valores Morales? La respuesta es solo una, NINGUNO. Los ladrones del senado y la corte quedarían expuestos como lo que son, unos inmorales, pero esa condena se pierde, por nosotros perder el tiempo en pensar en los penes y las vaginas de los demás. Un simple ejemplo, por perder tiempo en discusiones sobre la vida sexual de la sociedad, perdimos tiempo en combatir el aborto, que si bien es consecuencia obvia de un acto sexual, NO ES el sexo el problema, sino la carencia de responsabilidad y compasión de las personas. En palabras simples, el sexo es un asunto personal, el aborto es un problema social, si al sexo, pero jamás al aborto. ¿Sexo seguro? Obvio, pero además responsable, que NO es lo mismo.

Si entendemos esto, que a nadie le gusta que se metan en su cama, y actuamos en consecuencia, les quitamos el piso a los zurdos al dejarlos sin argumentos, y estará más cerca el día en que las ideas colectivistas terminen en el basurero de la historia. Es el momento de que nos sacudamos esta carga que NO pertenece a la ideas Libertarias, a AMA-GI, y tengamos las manos (y las bocas), más libres para destruir las ideas irracionales del simiaje zurdo de una vez.

Distribuya esto como mejor le parezca.

Etiquetas: , , , , ,

10 Comments:

Blogger Maximo said...

Esto pasa porque la iglesia se mete en la vida privada de las personas. Una cosa es la Fe y otra muy distinta es la organización humana que dice tener un mandato divino y por lo tanto el monopolio de la Fe. La Fe es individual, y el sexo es privado. Hay gente de la derecha que se equivoca al involucrarse en estas cosas (al menos al involucrarse en la forma en que lo hace).

7 de enero de 2012, 06:52  
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que el Estado no puede legislar sobre valores ni sobre sexo.

Para mí, mientras no se viole el principio de no-agresión y de libertad individual, todo bien. Todo. Admito que hasta hace pocos años, pensaba distinto y creía que la obligación del Estado era formar guardias suizos, pero cambié,

7 de enero de 2012, 06:54  
Blogger Heitai said...

Exacto!!! y al hacerlo son tontos útiles del zurderio.

El tema del sexo, primero es una tontera que se meta en política, es un asunto personal, como que diablos como al almuerzo (a joseph vladimir mañalich seguramente le gustaría una ley para regular frecuencia y forma).

Y segundo, perder tiempo en el tema, crea más ladrones como giradi, juica y letelier.

7 de enero de 2012, 06:57  
Blogger Heitai said...

El estado NO debe legislar en matería valórica, otra cosa es actuar inductivamente en el tema en la formación educacional. Es bueno que la formación diga:

No robaré (Honradez)
No prevaricaré (Justicia)
No tendré hijos a destajo (Responsabilidad)
No dañaré bienes a otros (Humanidad)
Etc.

pero es malo que la ley imponga, por que imponer es un anti-valor en sí mismo.

7 de enero de 2012, 07:03  
Blogger Javier Bazán said...

Cuando leí tu post, me acordé 'al tiro' de Don Diego Portales, quien como la mayoría de los grandes hombres del siglo XIX, les gustaba las casas de remolienda o de putas. Sin embargo, él tenía claro con cuáles valores una sociedad tenía que desarrollarse.

7 de enero de 2012, 07:24  
Blogger Heitai said...

Y ¿recuerdas quien era uno de sus amigos? Andrés Bello.. aunque le de cólicos al simiaje zurdo y en especial a peréz.

Yo creo que a Bello le encantaría ahora la idea de pasear a perez y zolezzi en un carro tirado por yunta de bueyes!!

7 de enero de 2012, 07:42  
Blogger cristian said...

Aqui sí que no estoy del todo de acuerdo contigo, Heitai. Como católico, y no olvidando que en Chile el 90% de la población (una mayoria aplastante ante cualquier consideración estadistica) se declara cristiana (católicos+protestantes y mormones), la doctrina que dicen seguir tiene trascendencia social y no se puede ignorar.
Ahora, si bien puedo discrepar de algunos puntos valóricos de la Iglesia por su poca aplicación práctica (Ej la prohibición de usar anticonceptivos o la estigmatización del uso del condón como solución preventiva parcial), y si bien pienso que cada uno puede ejercer en privado su práctica sexual entre adultos mientras esta no implique abusos, en lo que no estoy de acuerdo es en la institucionalización de algunas prácticas contrarias , biologica y socialmente a nuestra sociedad y ordenamiento etico-moral: el matrimonio homosexual, la adopción de hijos por estas parejas, las celebraciones publicas del incomprensible "Orgullo gay" o las leyes que penan la supuesta discriminación contra estos sectores.

10 de enero de 2012, 08:43  
Blogger Heitai said...

Creo que me entendiste mal Cristián, Yo no estoy por avalar lo que dices, cosa que si han realizado los gobiernos zurdos (incluido este). Suena fuerte, pero en los últimos años, la acción publicitaria de los gobiernos no ha ido en el sentido de tolerar dichas conductas, sino de promoverlas (tal cosa puede explicarse en parte por presiones familiares a ex autoridades, como los rumores que circulan sobre el retiro en los 70 de la homosexualidad como enfermedad de la OMS, pero eso es otro tema).

El asunto es que se confunde causa y efecto, el sexo, el como este se practique, no es causa, es efecto de una mala formación valórica. Te aseguro, que si esa formación valórica sea alentada, las conductas que describes serían cada vez menores. Se atacan las causas de la enfermedad, y no los síntomas.

No se puede sostener un discurso valórico, si cada vez que se menciona “discurso valórico”, las personas piensan en sexo, se debe partir la defensa de ese discurso, por lo elemental y eso es algo tan simple como “ser honrado”. Dices bien sobre la base valórica de la sociedad chilena, lo que aunque no lo creas, refuerza mi idea, pues es la base correcta para poder trabajar la formación valórica.

Personas educadas y con valores, al final no realizan por su formación, las conductas a las que aludes, pero créeme algo, no importa que tan docto sea el personaje, el practicara sexo.

10 de enero de 2012, 11:51  
Blogger Johan said...

Hola Heitai hace tiempo que no me pasaba por estos lados. Mis preguntas son las siguientes: Si el sexo es personal ¿Por qué el aborto tampoco puede serlo? ¿Por qué la sociedad tiene el derecho de decirle a una mujer lo que debe hacer con su cuerpo?
Es una visión colectivista por sobre la individualidad de las personas, respetar la decisión de una mujer o someterla a la opinión y decisión del grupo. Saludos!

11 de enero de 2012, 21:37  
Blogger Heitai said...

Johan, por lo mismo que Tú dices, la sociedad NO tiene el derecho de decirle a una mujer lo que debe hacer con su cuerpo, pero SI tiene el derecho y la obligación de velar por el nonato, ahora bien, en razón de que no hay certeza desde cuando se puede hablar de persona, el mínimo nivel de seguridad con respecto a esto, implica la obligación de proteger esa vida desde la concepción.

La mujer tiene todo el derecho a NO embarazarse, es su derecho exclusivo y excluyente, pero una vez embarazada, el nonato tiene el derecho a una vida, y esto es prevalente sobre los deseos de la madre, en caso contrario, establecemos una grieta en el derecho a la vida a las personas, que no cuesta nada, extenderla hacia otros lugares.

Hace unos días, un comunista señaló que su sueño era quemar el sector oriente de la capital, lo que obvio implica la muerte de esas personas, creer lo contrario es estúpido, no ingenuo. Y son los comunistas y sus comparsas los más defensores del asesinato de nonatos. Mira como actúan, mira lo que quieren.

12 de enero de 2012, 04:05  

Publicar un comentario

<< Home