miércoles, febrero 27, 2013

Semana maldita

Hace poco más de una semana, trabajaba en un par de posts, sobre los empresarios y los municipios, viendo pasar los días, hasta que pueda retomar la parte final de un proyecto, que me ha costado de forma literal, sangre, sudor y lágrimas. Estaba contento, de hecho, estaba feliz, con cierta conversación que sostuve el día Sábado 16. Nada me hacia suponer, lo que vendría un par de días después.

Un día, como ese juego de poner fichas de domino, una tras otra, se fueron prendiendo las alarmas, hasta que al final, todo ardió. No es posible, que pueda transmitir el dolor y la desesperación que sentí, al creer, que nunca volvería a ver a una persona, que ya se me hace indispensable para vivir, para que mi vida valga algo, para que me den reales deseos de abrir los ojos cada mañana, y de golpe, sentir que ya no estaba. Las dudas, los miedos, todos los fantasmas que podía crear mi mente, me rondaron esas casi 36 horas de mierda, sin saber, sin conocer, sin entender. Y la rabia y frustración, que nadie me dijera algo, que nadie pudiera entender lo que sentía.

Al final, desesperado, confundido, sin dormir, sintiendo las mismas cosas, que cuando murió mi Padre hace un par de años, alguien se apiado por un momento y me informó lo que pasaba. Que Ella estaba bien. Eso me alegro, pero ese sentimiento, se moderó, cuando a reglón seguido me entero, que estaba en peligro, en peligro real, que no era una estúpida película, que era la vida real y que Ella, podía ser lastimada. De la pena, y el dolor, pase sin descanso a la ira, a la frustración, y la impotencia de no poder hacer algo, de no poder, con solo pensar y desear, eliminar ese peligro, y con el paso del tiempo, incluso parecía que Yo mismo podía estar compartiendo ese peligro. Creo que en el fondo, es lo que deseaba, que Yo fuera el blanco, que Ella, estuviera a salvo, por que al final, Yo valgo bien poco a su lado, y si el destino debe salvar a alguien, Ella siempre debe estar primero.

Otra persona se apiado de mí, y pude por fin comunicarme con Ella, y en lo poco que podíamos hablar, solo traté de que no se sintiera sola, y hacerla reír, pero el miedo, la angustia, seguían presentes, y seguían carcomiendo mi cabeza. Cruzaba los datos, analizaba los tiempos, demasiadas coincidencias, demasiadas para solo ser coincidencias. Quería actuar, necesitaba información, y pongo mi palabra en esto, que hubiera usado aún este blog, y a cualquiera me pudiera ayudar, sin importarme que leyera a Ayn Rand o Marx, que lo único importante para mí, era su seguridad. Es extraño, pero es cierto, llegan momentos, en que al final, no importa quien eres, que crees, que hiciste, solo importa, que es lo que estás haciendo. No hay ateos en un submarino, tampoco colores políticos frente a un sicópata.

Al final cuando, demasiadas dudas y preguntas, llenaban mi cabeza, y ya tenía definido un curso de acción, como un mal sueño, una tormenta violenta y repentina, todo paso, y no fue más que un maldito espejismo, una falsa alarma. La Policía y la Fiscalía ya no eran necesarias, y otras medidas tampoco. Aún tengo eso sí, la sensación de vértigo, como si esta maldita semana, hubiera durado muchos meses. Me siento cansado, y a la vez relajado, pero me hizo consiente, que si bien, esto solo fue una terrible malentendido, si hay un peligro latente, y sobre todo, me hizo consiente, lo que Ella, ha terminado significando para mí y que si Ella desapareciera, mi vida no valdría ni una maldita mierda.

Lo que viví, no se lo doy a nadie, y necesitaba sacarme toda la angustia, el dolor, el odio y la rabia, que se habían acumulado en mí... pero algunas cosas toman más tiempo que otras.

As tave myliu Hechicera, y eso es lo único que a mi me importa.

4 Comments:

Blogger Ciro Cárdenas A. said...

Un abrazo, amigo. Autorízame a publicar esto en http://www.appalandes.com el nuevo sitio que he montado para agrupar las opiniones de nuestro sector. Aunque esta pieza es más bien personal, lleva una carga emotiva que conmueve. Mándame un mensaje con tus datos a este mail
para abrirte una cuenta

27 de febrero de 2013, 16:19  
Blogger Maximo said...

La viste negra. El otro día don Hermógenes escribió casi lo mismo que tú pero sobre un familiar, parece que este verano fue peligroso. El asunto es que ya se solucionó y me alegro por ti y por la “dama en cuestión”.

Ya pasado el peligro, parece que hasta aquí llegó la libertad de Heitai. Jajajaja.

28 de febrero de 2013, 16:01  
Blogger Hunter said...

La verdad que no entendí mucho y es evidente que se trata de un asunto personal.
Qué te puedo decir, me alegro que todo se haya aclarado, que haya sido una falsa alarma, en definitiva un malentendido.
Si en algo te entiendo, cuando uno enfrenta una situación de crisis de cualquier índole y logra superarla al relajo acompaña un cansancio que llega hasta el alma.
También me alegro que esta situación te haya hecho entender lo que esa persona significa para ti, a veces recién una situación grave hace abrir los ojos y hacer comprender lo que implica alguien para uno. Saludos.

1 de marzo de 2013, 15:03  
Blogger Heitai said...

Perdón por la demora...

Sr. Cárdenas, primero, gracias por su apoyo. Si quiere publicar cosas de mi blog, por mi esta bien, publique lo que quiera... pero no este post, espero me pueda entender y no se ofenda por mi negativa, y es que si bien es público, igual involucrá a alguien a quien quiero.

Máximo.. tienes razón, la vi MUY negra.. tener miedo por otro es horrible, y no es algo a lo que estoy acostumbrado... y si... jaja.. espero como dices perder parte de mi Libertad, en un futuro.

Hunter, tienes toda la razón... aún ando como mareado, y cuesta retomar las cosas normales... por ejemplo, aún no puedo comer bien. Ya sabía lo que esa persona me importaba, y esto me lo confirma... pero es una forma horrible de sentirlo. Gracias por tus palabras.

Bien.. de vuelta a lo normal... que creanme, por aburrido que sea, lo prefiero.

1 de marzo de 2013, 16:04  

Publicar un comentario

<< Home